domingo, 9 de enero de 2011

Invalores

Invalores podría ser la valoración propia en contexto de los valores tradicionales (solidaridad, amistad, etc.), en una costumbre de contraponer lo establecido con lo propio, siendo un contramolde, veamos, o daré a conocer, valores en tanto y en cuando mi introducción a esta sociedad (quiera o no, estoy sumergido), y en tanto y en cuando no mi contraposición sino mi postura. Anda la osa:

1. El primer lugar es el inicio y el pilar fundamental de la valoración que quisiera poner, quizás por la hora y que lo había pensado más o menos antes, podría decir que es la existencia propia.

2. Luego, en un plano externo, el conocimiento del otro como ente sufriente (personas, animales, plantas, ecosistemas, todo lo externo a mí).

3. Quizás seré criticado por esto, pero es muy importante, la valoración del silencio, no como la represión de la expresión sino como un consuelo tanto personal como externo, un complemento importantísimo para el segundo punto, pero que se injerta en el primero también, el silencio nos permite escuchar con mayor atención a lo uno y a lo otro (de nuevo, lo otro son personas, animales, plantas, ecosistemas, todo lo externo a mí).

4. Este es por el que, quizás, seré menos criticado: la valoración de la alegría, no como la ignorancia del mal, sino como la expresión, ahora sí, del sufrimiento interno, el silencio es del otro hacia mí, ahora es de mí hacia lo otro, buscando la pureza general de lo otro. Pureza general entendido como no el bien sino la salud de lo otro, es decir, no como una instancia meramente subjetiva del bien sino la comunión y paz no violenta explícita e inexplícita que se ejerce de mí hacia lo otro.

5. Tranquilidad y paz: en el terreno de la vida social es de vital importancia la tranquilidad y la quietud del alma; buscando cosas nuevas se descubren cosas inútiles, encontrando cosas sin buscarlas, y no buscarlas desde nosotros hacia afuera y de afuera hacia adentro, sino de lo otro y uno al mismo tiempo, es decir, la tranquilidad y la paz es la comunión (es decir, la no disputa violenta explícita e inexplícita) entre lo otro y yo.

6. Otro punto problemático tal vez sería el del no trabajo, se relaciona con la avidez de usufructo presente, ¿por qué trabajar 10 si me quedarán 7? Si necesito 7 hago 7, si necesito 8 hago 8, no es que por ser "re laburador" tenga que hacer de más y luego venderlo, alquilarlo, etc., no trabajar significa trabajar lo que se necesite trabajar, y el resto del tiempo usarlo para el próximo punto.

7. Alas: Poder volar es uno de los puntos de la valoración, y un punto importante. Volar es crear, es cultivarse, es hacer fértil la tierra de uno para comer los frutos del propio uno y, si se quiere, compartirlo.

Besos
Chu

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada